La puesta en marcha del Acuerdo de Asociación Económica entre la Unión Europea y Japón es un hecho. A partir del 1 de febrero de 2019 representantes de la Unión y del país asiático firmaron lo que se considera el acuerdo más ambicioso en materia económica del mundo.

El acuerdo busca demostrar los beneficios del comercio abierto y justo, garantizando los principios fundamentales del trabajo, la seguridad, la protección de los consumidores, teniendo presente la necesidad de preservar el medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, asegura que el acuerdo va a ofrecer a los consumidores más opciones a la hora de elegir que comprar a precios más bajos y además protegerá a los grandes productos europeos en Japón y viceversa.

Por otra parte, las pequeñas y medianas empresas tendrán más oportunidad de llegar a un mercado nuevo que quizás en las condiciones anteriores les resultaba muy difícil de alcanzar, debido a los gastos que debían enfrentar relacionados con los trámites aduaneros.

Puntos claves del Acuerdo
Uno de los puntos claves del acuerdo comprende la eliminación de algunos aranceles de aduana que tenían que pagar tanto las empresas europeas como japonesas.

Gracias al acuerdo se crean las bases para que los intercambios comerciales entre las partes tengan un avance significativo traduciéndose en beneficios para todos los involucrados, creación de puestos de trabajo y reducción de los precios de los productos comercializados, logrando además aumentar la cantidad de opciones para el consumidor.

Se espera que las empresas sean capaces de aprovechar al máximo las ventajas que supone el acuerdo y que quede demostrado ante el mundo lo conveniente que puede resultar el comercio abierto.

En el momento en que el acuerdo se esté aplicando en su totalidad, Japón habrá eliminado los derechos de aduana de un 97% de las mercancías que se importan de la Unión Europea. Se estima que el comercio anual entre Japón y la Unión Europea aumente alrededor de 36.000 millones de EUR cuando el acuerdo se aplique por completo.

Dentro del acuerdo se incluyen normas relacionadas al desarrollo sostenible, con el que los firmantes están seriamente comprometidos.

En materia de exportaciones agrícolas de la Unión Europea, Japón eliminará los derechos de aduana que se aplicaban a numerosos quesos, como el Cheddar y el Gouda, entre otras mercancías.
La apertura del mercado de servicios, particularmente los financieros, las telecomunicaciones, el comercio electrónico y el transporte están garantizados dentro del acuerdo.

De igual forma se busca facilitar el acceso a la contratación pública a las empresas de la Unió Europea en las ciudades más grandes de Japón, considerando en tal sentido la eliminación de las barreras y obstáculos en el sector ferroviario, uno de los más importantes en la economía nacional.

Medidas para proteger sectores sensibles como el automotriz también se contemplan en el acuerdo, estableciéndose un periodo de transición de hasta siete años antes que sean eliminados los derechos de aduana.

Referente a la protección de datos se adoptaron medidas destinadas a garantizar la libre circulación de datos personales en condiciones de seguridad entre los países involucrados.

Las partes acordaron el reconocimiento mutuo de sus sistemas de protección de datos, lo que se espera permita crear la zona más grande de flujo seguro de datos a nivel mundial.

Junto al Acuerdo de Asociación Económica se firmó el Acuerdo de Asociación Estratégica que aplica de forma provisional y que constituye un refuerzo global para la cooperación política y sectorial, así como para la ejecución de las acciones necesarias que estén relacionadas con los intereses de los firmantes.

La primera reunión del Comité UE-Japón se ha realizado este mes de abril, con el fin de evaluar el desarrollo del acuerdo.

Sobre la protección de las inversiones continúan las negociaciones con Japón, debido a que aún se están planteando soluciones para las diferencias existentes en materia de normas y protección de las mismas.

En definitiva, el Acuerdo de Asociación Económica ha generado muchas expectativas, especialmente dentro del sector empresarial, para el cual supone muchas ventajas y la posibilidad de expandir sus fronteras más fácilmente.

Los consumidores por su parte también esperan ver muy pronto los efectos del acuerdo, tomando en cuenta los beneficios del comercio abierto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies