A mí, que me gusta el campo e ir a casas rurales con mis amigos, me he encontrado últimamente con una gran disyuntiva ¿debo asumir el 10% de IVA que me quiere facturar el arrendador?

Está claro que los arrendadores de bienes inmuebles son empresarios a los efectos del IVA, por lo que el alquiler de dicha casa estará sujeto. ¿Y exento? La propia Ley del IVA declara exentos los edificios o partes de los mismos destinados exclusivamente a viviendas, no abarcando la misma a los arrendamientos de apartamentos o viviendas amueblados cuando el arrendador se obligue a la prestación de alguno de los servicios complementarios propios de la industria hotelera.

En consecuencia, el arrendamiento de un inmueble cuando se destine para su uso exclusivo como vivienda, estará sujeto y exento del IVA salvo que estemos ante alguno de los supuestos excluidos de la misma.

La clave está, entonces, en qué se consideran “servicios complementarios propios de la industria hotelera”. La Ley habla de restaurante, limpieza, lavado de ropa u otros análogos, es decir servicios que constituyen un complemento normal del servicio de hospedaje prestado a los clientes, por lo que no pierden su carácter de servicio de hostelería.

Y la DGT, ya de una manera reiterada, recientemente en la consulta V0442-19 de 28 de febrero, considera servicios complementarios propios de la industria hotelera los siguientes:

– Servicio de limpieza del interior del apartamento prestado con periodicidad semanal.

– Servicio de cambio de ropa en el apartamento prestado con periodicidad semanal.

Y no considera servicios complementarios propios de la industria hotelera:

– Servicio de limpieza del apartamento prestado a la entrada y a la salida del periodo contratado por cada arrendatario.

– Servicio de cambio de ropa en el apartamento prestado a la entrada y a la salida del periodo contratado por cada arrendatario.

– Servicio de limpieza de las zonas comunes del edificio (portal, escaleras y ascensores) así como de la urbanización en que está situado (zonas verdes, puertas de acceso, aceras y calles).

– Servicios de asistencia técnica y mantenimiento para eventuales reparaciones de fontanería, electricidad, cristalería, persianas, cerrajería y electrodomésticos.

Entonces, ¿por qué cuando voy de casa rural, donde no me prestan ninguno de los servicios complementarios de la industria hotelera según la DGT, me intentan clavar el IVA? ¿Será por la deducibilidad del IVA soportado por el arrendador?

Carlos Alarcia
Socio de Adire

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies